Desintoxicación tecnológica

Un usuario promedio revisa su celular unas 50 veces al día. Nueve de cada 10 afirma que es lo último que ven antes de dormir y lo primero al despertar; según un estudio de la firma Deloitte.

Para acceder a Internet los smartphones son ya el medio favorito en el país, incluso, en muchos casos, es el único. Este se refleja en el número de horas que cada día se destinan a navegar por la web.

En 2010 un mexicano promedio pasaba alrededor de tres horas y 32 minutos diarios conectado a Internet. Ahora, de acuerdo con la más reciente encuesta de hábitos llevada a cabo por la Asociación de Internet.MX, 67% de la población mayor de seis años tiene acceso a la red y pasa alrededor de ocho horas con 12 minutos conectada, en nueve de cada 10 casos utilizando un smartphone.

Aunque parece una actividad común y sin consecuencias negativas, lo cierto es que el dedicar mayor tiempo a utilizar un celular está transformando la manera en que las personas actúan y se relacionan.

Según un estudio de Kaspersky Lab, actualmente las personas dependen tanto de la conectividad que 15% de los usuarios en México preferiría ser visto desnudo en público antes que no llevar consigo un dispositivo conectado a la red.

La dependencia es tan fuerte que perder un teléfono inteligente puede ser más estresante que situaciones como el no llegar a tiempo para tomar un tren o un avión; sufrir un accidente automovilístico sin mayor impacto; o enfermarse.

Los smartphones pueden ser de ayuda en tantas situaciones que, en un viaje, por ejemplo, 18% los encuestados dijeron que tener acceso a sus equipos con Internet es tan importante como la comida, el agua y hospedaje, debido a que 60% depende de ellos para tomar fotos, encontrar el camino de un punto a otro (41%) o pedir ayuda (32%). De hecho, 32% ni siquiera puede imaginarse viajando sin ellos.

Dado que la conectividad es una parte vital de las relaciones con la familia, amigos y seres queridos, los mexicanos aseguraron que, cuando no pueden usar sus dispositivos, se sienten intranquilos al pensar que se van a preocupar por ellos (62%) o que no podrán ayudar a los demás si algo sucede (46%).

La preocupación por no estar conectado, y lo que eso significa para la relaciones con los demás, a menudo está justificada. El impacto de no tener una conexión que funcione puede ir desde perder una cita (22%) hasta problemas de largo plazo: 12% de los mexicanos admite haber tenido problemas con sus seres queridos como resultado de que su dispositivo se quedó sin batería, se extravió o se lo robaron.

Y no solo son las relaciones las que se ven perjudicadas, muchos no saben cómo actuar si no tienen sus equipos conectados para guiarlos en la vida diaria. El 25% de los encuestados por Kaspersky que tuvieron un problema de conexión afirmaron que perdieron una oportunidad relacionada con su educación o un negocio; 18% se desorientó; y uno de cada 10 no pudo asistir a un evento social.

Pese a su dependencia, 19% de los mexicanos no hace nada para mantener sus dispositivos funcionando y en línea. Solo 35% controla los niveles de la batería y uno de cada cinco revisa regularmente el estado operativo de su dispositivo.

“Sin acceso a sus equipos las personas pierden oportunidades, se extravían y se preocupan mutuamente”, dijo Dmitry Aleshin, vicepresidente de Marketing en Kaspersky Lab. Sin embargo, también es vital, al menos una vez al año, tomar medidas para tener una “desintoxicación tecnológica” y descansar de los gadgets y del mundo digital.

Riesgos y dependencia

Con tal de mantener contacto con el mundo digital, dos de cada 10 usuarios mexicanos aceptó que ha mirado la pantalla de su teléfono al cruzar la calle, y uno de cada cinco al caminar por una zona desconocida y peligrosa, según Kaspersky.

“La conectividad se ha convertido en un elemento básico de la vida moderna y, para muchos, en una necesidad absoluta. Nuestro deseo de estar en línea en todo momento, y las cosas que estamos dispuestos a hacer para mantener esa conexión digital, resaltan la importancia que tienen para nosotros los dispositivos conectados”, afirmó Aleshin.

Los smartphones sirven para mantener comunicación con quienes están lejos pero, al parecer, alejan a quienes están presentes. Siete de cada 10 encuestados admitió que usa su dispositivo para fingir estar ocupado cuando no quiere hablar con otra persona.

Los dispositivos han hecho que sea mucho más fácil evitar las conversaciones triviales o incluso ser cortés con quienes nos rodean.

La investigación de Kaspersky descubrió que 72% de los mexicanos usa un dispositivo móvil cuando no sabe cómo actuar en determinada situación.

También son una distracción para las personas, incluso cuando no tratan de parecer ocupadas o evitar la mirada de alguien. El 36% de las personas en México admitió usar un dispositivo solo para matar el tiempo libre todos los días y 42% lo usa como su medio de distracción diaria.

Más allá de ser un medio de entretenimiento, los dispositivos móviles también son un salvavidas para quienes prefieren no hablar directamente con otras personas en situaciones cotidianas para completar tareas esenciales. De hecho, casi un tercio (31%), afirma el estudio de Kaspersky, preferiría realizar acciones como pedir un taxi o buscar direcciones a través de un sitio web o una aplicación, pues le resulta una experiencia más fácil que hablar con alguien más.

Para conocer y reconocer si se está llegando a un punto en que la dependencia por los smartphones y la conexión a internet se está convirtiendo en un problema, y cultivar hábitos saludables al respecto, te presentamos una serie de herramientas que pueden ser de ayuda para ti y quienes te rodean…

Android

La reciente versión del sistema operativo de Google, 9 Pie, incorpora mecanismos para generar conciencia en el usuario respecto a cuáles son las apps a las que destina más tiempo y cómo utiliza su dispositivo a lo largo del día. Su iniciativa, denominada Digital Wellbeing, está basada en una app cuya versión beta puede descargarse en la Play Store. Entre las herramientas se encuentra Android Dashboard, que detalla cuáles son las apps más usadas durante el día y el tiempo que se pasa en ellas, así como el número de veces que se ha desbloqueado el smartphone. También está disponible el modo Wind Down que, por la noche, a la hora determinada por el usuario, cambia los colores de la pantalla a escala de grises para hacerla menos atractiva y así evitar usar el teléfono en exceso. Además, silencia las notificaciones. También pueden configurarse temporizadores individuales para no pasar más tiempo del debido usando una app. En este caso el sistema pone en gris el ícono y no permite utilizarlo a menos que se elimine el límite manualmente.

Apple

Disponible para los dispositivos compatibles con iOS 12, entre las novedades está el que su opción de “No molestar” puede identificar la ubicación del usuario o el evento en que se encuentra, como un museo o la fiesta de un amigo, para que no reciba notificaciones. Bajo el nombre de Tiempo de pantalla, Apple muestra cuánto tiempo se ha estado usando el teléfono, junto con un promedio y la hora en que más se utilizó. La información se desglosa por app y también muestra el tiempo más largo en que no se utilizó el equipo. Aunque cuenta con la opción para establecer límites de uso en las aplicaciones, la herramienta de bloqueo no es tan estricta, pues ofrece a los usuarios la opción de ignorar la ventana emergente y continuar usando la app, aunque el sistema sigue recordando que se ha superado el tiempo límite de uso. También agrega un sistema de control parental para establecer límites en ciertas aplicaciones, de manera que los menores no puedan, por ejemplo, seguir jugando, a menos que el responsable extienda el tiempo de uso.

Moment

Esta aplicación monitorea el uso del iPhone para descubrir si estás cayendo en un hábito poco saludable; en caso de que sea así, permite establecer límites diarios y recibir alertas si es que no se respetan. Incluye herramientas como “Momento familiar” para instaurar un horario para que toda la familia esté libre de pantallas, por ejemplo, durante la cena. También podrás saber qué apps utilizas más.
Disponible: para iOS
Costo: gratuita

Checky

Esta herramienta cuenta las veces que desbloqueas tu smartphone a lo largo del día.
El contador se reinicia diariamente a las doce de la noche y el dato del día anterior se utiliza para conformar tus estadísticas. La intención es que puedas identificar fácilmente tus patrones de conducta y, en caso de detectar un uso excesivo, tomar medidas.
Disponible: para iOS y Android
Costo: gratuita

Flipd

Si te distraes fácilmente con tu smartphone esta herramienta se encarga de bloquear las aplicaciones; permite recibir y hacer solo llamadas de emergencia; muestra estadísticas de productividad; ofrece la opción de programar respuestas automáticas para los mensajes; y acceder durante 60 segundos al contenido del teléfono libre de bloqueos.
Disponible: para iOS y Android
Costo: gratuita

Forest

Deja tu celular a un lado y planta un árbol. No es necesario que vayas al bosque, esta app te permite plantar una semilla virtual que solo germinará si dejas tu smartphone al menos por 30 minutos, de lo contrario se marchitará. Tu esfuerzo se recompensará con monedas para comprar otro tipo de árboles virtuales y hasta uno real que será plantado en tu nombre.
Disponible: para iOS y Android
Costo: gratuita

 

-SUN



Fuente: by [author_name]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *