El 90% de las tortugas marinas podrían ser hembras en 2100


Los efectos del cambio climático provocado por los actos del hombre van haciéndose cada vez más evidentes. No obstante, el efecto del aumento de las temperaturas va mucho más allá de veranos más largos y de climas más extremos: podría tener consecuencias desastrosas e imprevistas para todo tipo de vida en la Tierra.

Un nuevo estudio ha encontrado que hasta el 93% de las crías de tortuga verde podrían ser hembras para el año 2100 como resultado del cambio climático, como informa la revista Global Change Biology.

Junto con otros muchos reptiles y otras especies de peces, las tortugas verdes se someten a una determinación de sexo dependiendo de la temperatura. Mientras está en el huevo, la temperatura externa del nido determina si el embrión se convierte en macho o en hembra. En muchas especies de tortugas, los huevos de los nidos más frescos se incuban como machos, mientras que los de los nidos más cálidos acaban eclosionando como una hembra. La proporción de sexos de las tortugas verdes silvestres está bien equilibrada, creyéndose que existen un 52% de hembras.

No obstante, como muestra este estudio, el aumento de la temperaturas globales aumentará la temperatura de cada vez más sitios donde anidan la tortugas, lo que provocará un cambio en esta proporción y provocará una feminización generalizada de la especie. Esto podría tener ventana a corto plazo, puesto que más hembras anidarán y crecerá la población, pero a largo plazo el aumento de las temperaturas hará que los machos lleguen a niveles letales.

Científicos de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, y del Centro de Ciencias del Mar y del Medio Ambiente, en Portugal, crearon una serie de escenarios basados en las predicciones de un reciente informa del IPCC de las Naciones Unidas, y los datos que recopilaron de un habitual nido de Guinea-Bissau, África, estiman que el aumento de la temperaturas globales provocará que entre el 76 y el 93% de las crías de tortuga sean hembras a finales de siglo.

No solo esto, predicen que más de un tercio, entre el 33% y el 43%, de las actuales áreas de anidación de tortugas podrían estar sumergidas debido al aumento del nivel del mar.

Por triste que suene, no es algo nuevo. Este efecto ya se ha visto en algunas poblaciones de tortugas salvajes: un estudio del año pasado encontró que el 99,1% de las tortugas verdes juveniles del extremo norte de la Gran Barrera de Coral eran hembras. Los hallazgos son tan sorprendentes que los investigadores incluso creen que es posible que se produzca una feminización completa en un futuro cercano.



– Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *